Instituto Cristífero

“Para ser testimonio del Amor del Padre para y desde el mundo”

Pinceladas bíblicas cotidianas

Martes 22-10-2019  

Textos bíblicos para leer orando: Romanos 5,12.15b.17-19.20b-21 / Salmo 39,7-8a.8b-9.10.17 / Lucas 12,35-38

Es muy llamativo la insistencia de Jesús con parábolas, imágenes, comparaciones y con su palabra tan clara y terminante, de que estemos preparados para el encuentro definitivo con Dios. En la intención y en las expresiones, en su actitud  para con nosotros, no tiene que ser una vigilancia llena de temor.

Dios es Padre infinitamente misericordioso; nos ha hecho hijos, no para condenarnos, sino para salvarnos, santificándonos. Nos llama a la santidad en esta vida. Como dice el salmo 39, estar con la actitud “aquí estoy Señor para hacer tu voluntad”.

Y la mejor seguridad de estar bien preparados, sabiendo que vamos haciendo su voluntad, si intentamos vivir como él anduvo en su historia. Él nos enseña a salvarnos, a santificarnos, a estar seguros, tranquilos, esperanzados para un encuentro final.

Nos tenemos que blindar con Jesús para que él sea nuestro refugio. Blindarse con Jesús significa asumir sus criterios, sus actitudes, pensamientos, sus gestos y palabras. Y para conocerlo debemos frecuentar la lectura orante del evangelio. Es la práctica más realista y segura de imitar a Jesús; y así nos iremos blindando con Jesús.

Lunes 21-10-2019  

Textos bíblicos para leer orando: Romanos 4,20-25 / Lc 1,69-70.71-72.73-75 / Lucas 12,13-21

En los diversos tópicos que nos trae hoy la Palabra de Dios, me voy a centrar en el evangelio lo relacionado con el uso del dinero. ¿Los cristianos pensamos tan seriamente, como debemos pensar en nuestra salvación y santificación, que uno de los temas a tener en cuenta es el uso del dinero?

Usarlo como hijas/os de Dios, usarlo como Jesús nos pide; a la luz del mismo Padre Dios. Aun la persona más pobre puede ser rica a los ojos de Dios, de acuerdo a cómo usa el dinero. No para acumular como el hombre insensato que estaba tan seguro acumulando bienes para pasarla bien personalmente. Usó el dinero para sí mismo.

En el proyecto de Dios los bienes de la tierra son sí para el uso de cada uno, pero no todo lo que se tiene es nuestro. La propiedad privada está embargada, a decir de san Juan Pablo II. Tenemos que usarlo no pensando solo en sí mismo, sino pensando en el compartir con los demás.

Hay que educarse cristianamente aun en la familia. En la familia en la medida que se evangeliza el dinero, no habrá divisiones por cuestiones de dinero, de bienes. Y también somos miembros de la familia de Dios, entonces tengamos mucho o poco, pensar siempre qué se puede, qué se debe compartir con los demás. Hay un criterio bíblico: el diezmo. Al dar el diezmo, daremos poco si tenemos poco, pero daremos mucho si tenemos mucho.

Este criterio se ha perdido en la familia, en la comunidad cristiana, y aún en muchos consagrados que hacen voto de pobreza, pero por otra parte no cumplen con el diezmo. Tenemos que elegir que Jesús nos diga insensatos porque no hemos usado bien el dinero; o que nos diga, sos rico a los ojos del Padre Dios porque has usado el dinero compartiéndolo con los demás.

Domingo 20-10-2019  

Textos bíblicos para leer orando: Éxodo 17,8-13 / Sal 120,1-2.3-4.5-6.7-8 / 2 Timoteo 3,14–4,2 / Lucas 18,1-8

Las lecturas de hoy tienen un hilo conductor: Dios es nuestro creador, pero existimos porque Él nos sigue creando. Existimos por su poder, por su amor, nos quiere como un padre quiere a sus hijos y nos cuida, porque Dios está siempre presente.

El salmo 120 nos llama la atención sobre lo que es la eternidad; es un instante eterno, es un presente. Nosotros a la eternidad le transferimos lo que conocemos, el tiempo, y pensamos un antes eterno y un después eterno. Dios está fuera del tiempo, aunque presente en el tiempo. Esto nos trae paz, alegría, un vivir en serenidad, porque Dios nos sostiene.

La primera lectura de la batalla de los israelitas con los enemigos ya es un signo. Vencían cuando Moisés oraba por ellos; perdían cuando dejaba de orar.

La carta de san Pablo y el evangelio tienen el mismo mensaje. Hay que orar en forma permanente, perseverante. No tenemos que copiar la parábola. Jesús destaca la perseverancia en todo momento, aun cuando parezca que Dios no escucha. Con fe en él, esperanza en él, y amor a él, vamos a lograr con nuestros ruegos aquello que es bueno para nosotros. El que persevera orando, espera, tiene esperanza, y tiene amor a quien está rogando.

Este domingo es el domingo de cuidar nuestra fe en que Dios es nuestro custodio; aun cuando no pensemos en él, él piensa en nosotros. Jesús ha dicho que no lo hagamos con muchas palabras, porque el Padre Dios sabe lo que necesitamos. Sí una esperanza sin fronteras, ni límite de tiempo. Santa Teresita ha llegado a decir “de Dios se obtiene, lo que de Dios se espera”.

Sábado 19-10-2019  (P. Carlos Moia) 

Textos bíblicos para leer orando: Romanos 4,13.16-18 / Salmo 104,6-7.8-9.42-43 / Lucas 12,8-12

Algunas cosas que me llamaron la atención de este evangelio: el que hable mal delante de los hombres del Hijo del Hombre, se le perdonará, pero no al que blasfeme contra el Espíritu Santo. ¿Qué quiere decir esto? Esto fue discusión bíblica de largo tiempo y de teólogos. No es que lo voy a resolver ahora, pero sí dar una explicación que nos sirva para nuestra vida.

El Espíritu Santo está presente en la obra de Dios, y está presente en nuestra vida. Si nosotros no aceptamos la presencia de Dios en nuestras vidas, cerramos nuestro horizonte, no hay posibilidad de ser seguidores de Cristo.

Actualmente es muy común todo el tema de los agnósticos que cierran las puertas a la acción de Dios en la vida; nosotros como creyentes tenemos que ser testigos de esta presencia de Dios en nuestra vida y en el mundo. Muchas veces me llama la atención en San Cayetano que va mucha gente; y es ahí la acción del Espíritu Santo que ha convocado a toda esa gente; todos tienen una experiencia de Dios, más cercana o más lejana, pero se acercan descubriendo la presencia de Dios. Y esto nos sirve a nosotros para dar nuestras respuestas personales.

Nos decía la primera lectura la promesa a Abraham de ser padre de muchas naciones. La presencia y la acción de Dios están presentes en el mundo para ser testigos del amor de Dios. Por eso tenemos que tener una actitud de gracia; la presencia de Dios es un don de la fe, el don de la presencia de Dios en nuestras vidas. Tengamos una actitud humilde de buscar esa presencia de Dios y de darle una respuesta.

Jueves 17-10-2019   

Textos bíblicos para leer orando: Romanos 3,21-30ª / Salmo 129,1-2.3-4.5 / Lucas 11,47-54

No puedo dejar de recomendar orar el salmo 129; es un clamor a creer y esperar la eterna e inconmensurable misericordia de Dios. Cada uno se tiene que preguntar si espera en la misericordia de Dios más que el centinela la aurora.

También un recuerdo hoy de san Ignacio de Antioquía. Uno de los tantos destacados mártires de la primera hora. Fue testigo del anuncio de la realidad de Jesús muerto y resucitado, hasta la sangre.

El evangelio con palabras de Jesús nos motiva a preguntarnos si creemos en nuestros mártires, si los honramos, no solamente teniéndolos presente en los actos religiosos, sino aceptando sus enseñanzas, por las cuales ellos murieron, como el caso de Angelelli y sus tres compañeros mártires.

Todavía oigo de católicos como que se hubiera metido en política; no se metió en política partidaria, pero anunció el evangelio no solamente en el surco social, sino también en el político, denunciando las injusticias pero anunciando. La denuncia de él no fue simplemente denuncia, sino anuncio del camino de una política humana y que humanizara, anunciando, enseñando, aun a niños y jóvenes, la Doctrina Social de la Iglesia, que es parte integrante de la fe, está integrada en el catecismo católico.   

Se dice tanto que la Iglesia no se tiene que meter en política, que entonces queda que la política es una realidad al margen de la fe. La Iglesia en forma oficial como Magisterio, no debe tomar partido político, pero anunciando a Jesús lo anuncia a toda la realidad.

A la luz del evangelio de hoy para no caer en las lamentaciones de Jesús: hay de los católicos de hoy; hay de la Iglesia que no anuncie el evangelio a toda la creación. San Pablo VI dice: dejen ustedes los laicos la pastoral interna de la Iglesia; el campo propio de los laicos es la política, la economía, las artes, el matrimonio y la familia, los medios de comunicación.

Es de fe el conocer la Doctrina Social de la Iglesia, y reconocer a nuestros mártires –como Angelelli- leyendo sus homilías, sus escritos, a raíz de los cuales fue sentenciado a muerte en un cobarde asesinato.  

Miércoles 16-10-2019   

Textos bíblicos para leer orando: Romanos 2,1-11 / Salmo 61,2-3.6-7.9 / Lucas 11,42-46

Jesús no olvida un instante que lo que Dios mira es el corazón y no las prácticas externas. Las prácticas externas son hasta necesarias, pero como mediaciones para motivarnos a la vida interior, a la actitud de nuestro corazón para con Dios y para con el prójimo. Incluso la misma actitud interior nuestra para con el prójimo tiene que ser para agradar a Dios y no para recibir recompensa humana.

Este pasaje de lamentaciones lo tenemos que aplicar hoy a nuestra vida religiosa de hoy. Por eso que Jesús está diciendo hoy:

   Hay de ustedes los que participan o practican actos religiosos como la misa dominical, y luego no cuidan la justicia, el amor, el respeto por la libertad del otro, el respeto por sus derechos humanos.

   Hay de ustedes los que rezan muchos rosarios y luego no cuidan la lengua, la murmuración, la crítica, el desprestigio de los demás.

   Hay de ustedes que quizás pasan un largo tiempo adorando a Dios en el sagrario reconociendo que está Jesús presente allí, pero no reconocen que Jesús se encuentra en el hambriento, en el sediento, en el enfermo, en el preso, en el más pequeño y desamparado o no suficientemente atendido.

   Hay de ustedes que practican pero no se convierten a los criterios de Jesús, a su pensamiento, a sus actitudes.

Una práctica que no puede faltar es la lectura orante del evangelio para mirar el mundo que nos toca vivir, y vivir el mundo que nos toca vivir con el pensamiento y actitudes de Jesús.

Martes 15 de octubre de 2019

Se requiere ,se impone la memoria de Santa Teresa de Ávila en este momento la Iglesia renovada y en actitud muy notable de evangelizar el hoy de la historia. Ella fue pionera de la reforma según el evangelio y a la luz de la fe en Jesucristo. Tuvo muchísimos detractores. Hay textos oficiales  de organismos de la Iglesia que la tratan de loca. Hoy también aparece la contradicción. Tenemos que orar mucho. La Iglesia no tiene otro dueño más que el Señor. El, como siempre hace la voluntad del Padre, infundiendo el Espíritu de renovación, de actualización del mensaje.

No podemos pasar de largo ante el evangelio de hoy. Merece una simple y profunda reflexión : Jesús aborrece el mal y lo combate pero si hay algo que no soporta es la hipocresía . Es erróneo tomar como sinónimo de hipocresía , el fariseísmo. No todos los fariseos fueron hipócritas. Algunos defendieron al mismo Jesús, corriendo el riesgo de ser condenados por sus pares. La hipocresía es lo que condena Jesús y se había instalado en buen número de los fariseos. La hipocresía es vivir de apariencias . Aparecían como sumamente religiosos pero su corazón estaba lejos de Dios. Cuidado con nosotros, que por haber hecho consagración creamos que estamos haciendo la verdad en el amor, cuando en realidad personalizamos la mentira. Podemos aparentar ser serviciales y actuar por interés. Podemos adoptar actitudes piadosas y no tener relación con Dios.

Aborrezcamos la hipocresía y oremos para que las personas, sobre todos los consagrados seamos auténticos, que vivamos haciendo la verdad del evangelio en el amor a Dios y al prójimo.

Lunes 14 de octubre de 2019

Nosotros admiramos la sabiduría de Salomón y a veces nos parecemos a la generación que Jesús llamó “perversa”. La generación de su tiempo que admiraba a Salomón y subestimaba la sabiduría de El porque era sencilla , porque era uno del pueblo o por cualquier otra excusa. ¿No nos pasa esta también a nosotros? Que nos admiramos de la elocuencia de algún teólogo, algún científico de nuestro tiempo y no nos detenemos a apreciar y abrirnos a la sabiduría de Jesús. ¿Aprovechamos suficientemente esa sabiduría de Dios en Jesucristo en la lectura orante del evangelio?  ¿Nos detenemos,  meditamos y contemplamos cada frase del evangelio? ¿No nos quedamos extasiados ante las actitudes de Jesús, sus gestos? ¿Motivamos a otros para que lo hagan conocer? ¿Vivimos nuestra vida cristiana como un discipulado ferviente y como testigos de Jesús?

Jesús nos ha enviado al mundo para ser testigos de lo que El ha hecho y hace por la salvación, la felicidad de cada uno de los seres humanos.

Este pasaje evangélico llama la atención para vivir apreciando la relación que tengamos con Jesús y motivar a anunciarlo a cuantos podamos

 

 

Viernes 11 de octubre de 2019

"Busquen y encontrarán. Pidan y se les dará" dice el Señor. Todas la palabras de Jesús que hoy leemos o escuchamos en este fragmento del Evangelio es un llamado a abrir nuestro corazón a una confianza sin fronteras a Dios que es nuestro Padre. A veces vivimos una vida cristiana como huérfanos. Dios no nos olvida ni un instante. Somos nosotros que nos olvidamos  de El. La oración de petición la quiere como  un padre que goza con el pedido de sus niños. Cuando más pequeño es el que pide algo, el papá goza de alegría porque es un acto de entrega, de refugio del hijo hacia el Padre. Dios está mirándonos con su ternura infinita de Padre. ¡Cuántas veces sale El al encuentro de nuestras necesidades! Jesús ha dicho:  "pocas palabras en la oración, porque el padre de ustedes sabe mejor que ustedes lo que necesitan". No se trata de doblegarle el brazo a Dios, es un acto de amor, de cariño, de ternura filial y de pedir con confianza. Lo que pido de alguna u otra manera va a volver. A veces pedimos cosas que el Padre sabe que no son buenas para nosotros y nos concede otro don, a veces todo lo contrario de lo que pedimos. Como aquella madre que fue a pedir por la salud de su hijo y volvió persuadida de que si su hijo no sanaba , si eso era la voluntad de Dios, era lo mejor.

Se cumple siempre la afirmación de Jesús: "Pidan y se les dará"

Miércoles 9 de octubre

Les recomiendo que busquen un tiempo en el día de hoy para leer las notas en algunas biblias del pasaje que hemos escuchado de Jonás en la primera lectura del día de hoy.

Centrémonos en la enseñanza de Jesús. Jesús enseña con sus gestos, actitudes y palabras. Los evangelistas han quedado muy impactados del tiempo que daba Jesús a la oración, no obstante estar sumamente ocupado en la atención de la gente. Nosotros sigamos ese testimonio de Jesús. Leamos el evangelio a través de los testimonios de Jesús. Y luego nos tenemos que preguntar si le hemos pedido a Jesús que nos enseñe a orar o si nos hemos contentado con lo que nos enseñaron en la catequesis o en la familia. En el caso del Padre Nuestro no nos quedemos con el recitado sino como verdaderamente oración y la oración supone conversión. ¿Hemos tomado el Padre Nuestro como un tiempo de meditación en vista a convertirnos al pensamiento de Dios a través de la Palabra de Jesús?

Cada una de las invocaciones del Padre Nuestro son un tema de meditación, contemplación que marcan una actitud interior de cada uno.

Esta oración es la síntesis de toda la espiritualidad cristiana. Profundicemos el Padre Nuestro sobre todo en íntima comunión con Jesús, reflexionemos por ejemplo durante una semana tomando como meditación cada una de sus expresiones de alabanza, de compromiso y entonces vamos a recuperar esta oración, vamos a pasar del simple recitado a una profunda oración y real conversión al pensamiento de Dios expresado por Jesús. ¿Lo hemos tomado como Palabra de Dios, tal Palabra que salió de los labios de Jesús?

Un propósito que debemos hacer es recuperar el Padre Nuestro según el proyecto de Jesús que es el proyecto del Padre Dios

Martes 8 de octubre de 2019

Tomemos conciencia que estamos en Sínodo. Los sínodos de la Iglesia Universal nos conciernen a todos, orando y siguiendo como la gran noticia. Este sínodo es inédito, será histórico y tendrá resonancias planetarias. Abramos nuestro corazón a las preocupaciones de la Iglesia Universal.

Ensanchemos la esperanza sin límites , oremos el Salmo 129 y centrémonos en el evangelio de hoy.

Dos figuras a tener en cuenta en relación a Jesús: o la figura de Martha preocupada por atenciones externas, por el rito, los adornos y la de María que privilegió la visita de Jesús, al estar escuchándolo con amor de discípula.

No negociemos  el tiempo que le tenemos que dar a Jesús para escucharlo. No lo negociemos ni siquiera por otros rezos. Y con relación a la eucaristía , donde está la presencia privilegiada de Jesús, tengamos una gran vigilancia, de no dejar de ocuparnos en el misterio pascual, en su presencia salvadora.

No negociemos la presencia salvadora por ninguna  otra preocupación, aún incluso religiosa.

Lunes 7 de octubre de 2019

La generalidad de los cristianos han reducido la identidad de María de Nazareth, La Santísima Virgen María, Madre de Dios. Se ha reducido a ser intercesora sumamente poderosa pero solamente intercesora. Y el proyecto de Dios sobre María, esa humilde muchacha de un pueblito ignorado en un momento de esplendor del Imperio Romano; el Concilio Vaticano II la puso en su lugar, la puso en su verdadero lugar y lo que ella es : una mujer Madre de Dios.

¿Nos detenemos a contemplar este misterio? ¿O simplemente la invocamos con un rezo recitado que no es oración?

A su vez la gran relación que se tiene con ella es para interceder, que sí es poderosa, porque es madre de Dios, madre de Jesucristo. El Concilio agregó algo, es modelo de Iglesia, de la Iglesia de todas las épocas y por eso las imágenes pueden quedar como imágenes de museo o como de otra época, por ejemplo de la Edad Media, época de reyes y emperadores, era la emperatriz, la reina , coronada como reina. Sin embargo el Concilio la puso  como modelo de todas las épocas. Hoy es modelo de la Iglesia en salida, de la Iglesia misionera, de modo particular para los pobres como lo cantó en el Magnificat.

Actualicemos desde el modelo actual. Hoy en la evangelización que tiene la dirección que le dio Jesús a la Buena Nueva, María es modelo, se anticipó a teólogos de todas las épocas, con proyección planetaria, cósmica, con preferencia de los pobres. Es modelo de la Iglesia que quiere tener como Gran Protocolo Mateo 25, 35. María hasta en sus gestos, sus actitudes, fue dejando todo, dejando los preparativos de una futura mamá. Prontamente emprendió un viaje peligroso, para ser servidora de su prima Isabel, necesitada, porque anciana, iba a tener un hijo.

Madre e intercesora de una Iglesia en salida.

Domingo 6 de octubre de 2019

Como siempre la Palabra de Dios es riquísima en contenidos y muy concreta. No son elucubraciones muy elevadas, por eso a su vez la Palabra de Dios es sencilla pero llega a lo íntimo de nuestro corazón como una espada de dos filos, dice la carta a los Hebreos.

Yo recomiendo que el Salmo 94 que hemos orado lo tomemos para repetirlo de tanto en tanto, a veces hasta en grupos para animarnos a alabar a Dios, para escuchar su Palabra y ponerla en práctica.

El Evangelio de hoy tiene tres temas:

El primero Corrección fraterna, no como reto, ni buscando un orden, sino como un acto de caridad para que el hermano equivocado viva la verdad. Esa corrección hecha con ternura fraterna. La palabra “corrección” es antipática. Podríamos expresarla como una invitación a que vivan la verdad en el amor.

El segundo tema es la fe en Jesucristo y por El en todo el misterio cristiano. La fe no es una noción que yo acepto. La fe es todo un camino de encuentro con Jesús y con El hacer mi vida. Podríamos definir la vida cristiana como una vida de fe en Jesucristo. Jesús es el iniciador de la fe y el que lleva la fe en plenitud. Por eso recomiendo el trato frecuente con Jesús, pronunciar el nombre de Jesús es una oportunidad para que Jesús derrame como una efusión el Espíritu de fe.

El tercer tema es el servicio. Jesús como modelo dice: “Yo no he venido para ser servido sino para servir”. El cristiano es cristiano en la medida que toma la actitud de servir a los demás. Cuando nos sirven , agradecer como un favor inmenso, decir “Gracias”. El Papa dice que “Gracias” es una palabra olvidada.

Los tres temas son relación de amor.

Viernes 04-10-2019   

Textos bíblicos para leer orando: Baruc 1,15-22 / Sal 78,1-2.3-5.8.9 / Lucas 10,13-16

¿Escuchamos a Dios? ¿Escuchamos al Padre de Jesús? Tenemos que escuchar a Dios a través de Jesús que nos reclama que lo escuchemos.

Y siguiendo el consejo de nuestro Papa Francisco, en todo este mes de octubre examinarnos en forma personal y comunitaria, si escuchamos a Jesús en sus palabras históricas antes de su ascensión al cielo que nos dijo “vayan por todo el mundo, háganme discípulos y anuncien la Buena Nueva a la creación entera, enseñando lo que Yo les he enseñado”.

El Papa Francisco ha instalado esta preocupación de la conversión de la omisión en el anuncio, a la conversión de la misión, y poniéndonos a tres cristianos hermanos nuestros. A santa Teresita del Niño Jesús para preguntarnos si oramos por la misión de la Iglesia; si oramos por cada uno de nosotros; si vivimos el espíritu misionero; si oramos porque están en la gran tarea de ser misioneros.

Examinarnos teniendo presente el testimonio de san Francisco Javier, que dejó su patria, su profesión y su vida en la corte de España para ir a la India y anunciar a Jesús. ¿Anunciamos a los alejados? ¿Tenemos esta inquietud? Aun postrados podemos orar por quienes están anunciando a Jesús.

El tercer testimonio para preguntarnos qué hacemos por las misiones, es de Paulina Jaricot que entregaba de su sueldo a las Obras Pontificias para ayudar a la misión.

¿Qué hacemos los cristianos que tenemos posibilidades de hacer turismo y a veces en varias oportunidades del año?  Ver si podemos entregar parte de ese dinero a las misiones, a los grupos misioneros, y compartir con los más pobres a través de los misioneros.

Es hora de conversión personal a una Iglesia misionera, con la conciencia de que no existe la Iglesia de Jesús sino para misionar.

Jueves 03-10-2019   

Textos bíblicos para leer orando: Nehemías 8,1-4a.5-6.7b-12 / Sal 18,8.9.10.11 / Lucas 10,1-12 

En el salmo hemos escuchado “la ley del Señor alegra el corazón”. En la biblia la ley es la Palabra de Dios. La primera lectura de Nehemías es paradigmática relacionada con la Palabra de Dios y el pueblo de Dios. El pueblo que escucha y pone en práctica la Palabra de Dios, es un pueblo libre, alegre, lleno de vida y de buenas obras.

La lectura que hace Esdras de la Palabra de Dios es paradigmática para todos nosotros pueblo de Dios, porque el pueblo que no escucha la Palabra de Dios o la ignora, es un pueblo esclavizado, tristemente dominado por ideologías que lo esclavizan. Los que escuchaban la Palabra y respondían con un amén, es decir, nos comprometemos, damos gloria a Dios, ese pueblo fue libre, próspero y salió de la esclavitud.

Jesús exponía la Palabra al pueblo y formaba grupos para que lo que él enseñaba, sus discípulos difundieran por todas las regiones del pueblo de Israel. Hoy el Papa Francisco insiste muchísimo en una Iglesia en salida, que se lleve la Palabra de Dios, y ha instaurado un mes extraordinario de misión a partir de la festividad de santa Teresita, que se destacó por su espíritu misionero.

Tenemos que recuperar una Iglesia que en comunidad y en forma personal escuche y ponga en práctica la Palabra de Dios, y la difunda. Tenemos que convertirnos de la omisión a la misión. Venimos de un tiempo de una Iglesia encerrada en sus templos o en sus grupos orantes, pero no abierta saliendo a anunciar lo que escucha.

La voz de orden del Papa, que es voz de Dios que envía nuevamente a escuchar la Palabra de Dios y vivirla; y así seremos un pueblo libre, alegre y lleno de vida comunitaria que comparte bienes y tiempo por el bien de los demás, y que canta la gloria de Dios.

Miércoles 02-10-2019   

Textos bíblicos para leer orando: Éxodo 23, 20-23ª / Sal 90, 1-2. 3-4. 5-6. 10-11/ Mateo 18, 1-5- 10

Hoy celebramos la festividad de los Ángeles, ese mundo celestial, que sabemos que existe por diversas y múltiples manifestaciones en la revelación cristiana. Pero de modo particular ateniéndonos a las palabras de Jesús hoy honramos y celebramos de modo especial con profunda fe, la presencia del ángel de la guarda en cada una de las personas humanas. Lo reconozcan o no, están puestos por Dios para velar día y noche por cada uno de nosotros.

La existencia del ángel de la guarda ha sido desarrollada por la teología católica, pero con fundamentación en la misma Palabra de Dios. Y esta festividad litúrgica nos motiva a preguntarnos si lo tenemos presente. Lo ideal sería todos los días, al menos con una invocación; lo aconsejable es cuando emprendamos un viaje, o emprendamos alguna tarea o empresa en la que se necesita nuestra atención. Va a ser nuestra compañía por toda la eternidad; y esto no es una fantasía, como la de las hadas.

Dios Padre se vale de los ángeles en múltiples ocasiones. Por ejemplo el ángel Gabriel fue el que tuvo la misión de anunciar lo más maravilloso y grandioso a María, que sería madre por obra y gracia del Espíritu Santo.

Recuperemos la conciencia de su permanente actividad junto a nosotros.

Martes 01-10-2019   

Textos bíblicos para leer orando: 2 Corintios 10, 17-11, 2 / Sal 130, 1. 2. 3 / Mateo 18, 1-4

Santa Teresita del Niño Jesús es nuestra patrona, pero a nivel de Iglesia universal es nuestra Doctora, no porque haya inventado la infancia espiritual, sino porque la encontró y la anunció con su propia vida.

En el evangelio Jesús con una parábola enseña su espiritualidad y quiere que sus discípulos la vivan: la infancia espiritual. Puso como modelo a los despreciados de la sociedad, los niños. Santa Teresita buscando en el evangelio qué era la médula del evangelio para poder vivirlo y entonces imitar a Jesús, orando encontró lo que buscaba, el trato de tú a tú con Jesús, su amado, y sentirse amada.

No nos quedemos con recuerdos, imitemos a santa Teresita teniendo presente lo que Jesús ha hecho para enseñar con un gesto, la infancia espiritual; es la personalidad que Jesús pide a sus discípulos, hacerse como niños.

Les aconsejo en forma periódica, poner en el centro de nuestro corazón las bondades de la niñez, y chequearnos en nuestra relación con Dios Padre. ¿Alabamos a Dios suficientemente? Jesús nos ha entregado el Padre nuestro, y la primera invocación es una alabanza. Oremos el Padre nuestro con ternura de hijos de Dios.

Que santa Teresita del Niño Jesús nos de cuantos pétalos necesitemos, pero sobre todo que vivamos envueltos en la ternura de Dios, y Dios sea Abbá Papito.

Lunes 30-09-2019   

Textos bíblicos para leer orando: Zacarías 8,1-8 / Sal 101,16-18.19-21.29.22-23 / Lucas 9,46-50

Este pasaje evangélico es uno de los revolucionarios que encontramos en la vida histórica de Jesús. Difícilmente llegamos a comprender lo que significó esta escena a los contemporáneos de Jesús; porque hoy la figura del niño ha sido valorada, hoy el niño no es lo último en la sociedad.

Jesús con este gesto de ponerlo en el centro de la reunión, fue tan escandaloso como la escena de la pecadora besándole los pies y perfumándolos, y tratar de igual a igual con los pecadores. Esto hizo girar 180º la espiritualidad religiosa desde su tiempo, y todavía no ha penetrado. Por eso el Padre Dios a través del Espíritu promueve a nuestra copatrona santa Teresita, que la Iglesia en su Magisterio supremo la ha nombrado doctora de la Iglesia. Santa Teresita no inventó la infancia espiritual, sino que la descubrió.

Hoy nos tenemos que preguntar, ya en vísperas de la festividad de santa Teresita, y a su vez teniéndola como patrona, y con el evangelio ¿tomamos en serio la espiritualidad de la infancia espiritual como la tomó Jesús?

Domingo 29-09-2019   

Textos bíblicos para leer orando: Amós 6,1a.4-7 / Sal 145,7.8-9a.9bc-10 / 1 Timoteo 6,11-16 / Lucas 16,19-31

Las lecturas que acabamos de escuchar tienen un hilo conductor; en términos actuales diríamos: el buen uso del dinero en un fraterno compartir los bienes creados, los bienes que poseemos, y el otro la indiferencia frente a las necesidades de los demás.

En el evangelio con esta parábola del rico epulón y el pobre Lázaro, Jesus da una definición a modo semita de la propiedad privada, que es algo indiscutido, y se ha establecido que lo que hemos ganado con nuestro trabajo, es nuestro. Pero no es así, por eso Juan Pablo II en un documento -Laborem exercens- dice que la propiedad privada tiene un embargo. No todo lo que tenemos es nuestro, porque los bienes, la creación entera está entregada a la humanidad para que todos vivan en dignidad. Pero se ha introducido la llamada acumulación; unos aprovechan mejor, entonces pueden tener más. Y ese no es el proyecto de Dios.

Este tema del uso del dinero es tema de salvación. En la Iglesia católica se ha tratado mucho el tema de la sexualidad como pecado, pero no de la justicia como pecado; se ha tratado el tema de la celebración del domingo, pero no el tema del compartir los bienes. A nivel Magisterio sí, pero no ha bajado la Doctrina Social de la Iglesia a la calle, queda para semanas sociales, aulas de universidades y algunos colegios católicos, pero no tema del quehacer diario.

Hoy felizmente se está reaccionando. Hoy a través de las redes sociales se está divulgando la Doctrina Social de la Iglesia, que por mucho tiempo ha quedado en los documentos oficiales. No se ha asimilado todavía que no todo lo que tenemos es nuestro.

San Juan Pablo II en un documento (Sollicitudo Rei Socialis 30), dirigiéndose a los pastores católicos les dice que ha llegado el momento hasta de vender y dar no solamente lo superfluo, lo que nos sobra, sino de compartir lo necesario, y si es necesario vender los vasos sagrados para socorrer a los necesitados.

Si queremos encontrarnos con Dios, no podemos ir y participar de una misa y no preocuparnos de hermanos necesitados. Una comunidad que celebra con agrado a Dios, no alaba a Dios si no se preocupa por quienes no tienen para comer, para vestirse, un techo, medicamentos, educación.

Las comunidades cristianas no pueden decir dónde conocer la Doctrina Social de la Iglesia. La pueden ir encontrando en las redes sociales llamada Semilla de mostaza (www.facebook.com/semillamostazareflexiones/)

Sábado 28-09-2019   

Textos bíblicos para leer orando: Zacarías 2,5-9.14-15ª / Jr 31,10.11-12ab.13 / Lucas 9,43b-45

Esta escena evangélica se repite hoy en el mundo cristiano. Ellos estaban prejuiciados con la espera de un Mesías, un rey triunfalista, poderoso; el rey que esperaban era a la manera de los reyes de su tiempo, fastuosos, dominadores, y a veces injustos. Y no entendían lo que Jesús anunciaba; lo veían por una parte maravilloso en sus enseñanzas, en sus actitudes y gestos, en sus milagros.

Esto acontece hoy cuando se lee el evangelio ya con un prejuicio y una concepción de la vida, que la vida que se vive es la que se debe vivir, la que vive todo el mundo; lo que piensa la gente de mundo. Se lee entonces el evangelio, no para encontrar algo nuevo, sino más bien como un libro más. Entonces no se entiende el evangelio, es como un instrumento de música sin alguien que lo sepa tocar. Se adquiere el evangelio pero no se lo lee animados por el Espíritu Santo en forma explícita, para saber comprender lo que se está leyendo.

Miércoles 25-09-2019   

Textos bíblicos para leer orando: Esdras 9,5-9 / Tb 13,2.3-4.6 / Lucas 9,1-6

Si alguien se pusiera en la puerta de los templos y preguntara qué es eso de la Buena Noticia, cuál es la Buena Noticia, cuántas respuestas habría.

La Buena Noticia es que Jesús está con nosotros, muerto y resucitado es nuestra vida, comenzada en esta historia y por toda la eternidad. El cielo se sintetiza en Jesús, es su contemplación, y en él al Padre y al Espíritu Santo, y a la muchedumbre de testigos (Hebreos).

Sin Jesús no hay nada para nosotros, es la nada. Por eso comprendo a filósofos sin fe que dicen que somos personas que vivimos pero para morir y desaparecer. Si permanecemos en Jesús, vamos a dar muchos frutos.

Todo lo que hay en la Iglesia tiene un proyecto de parte de Dios y del Magisterio de la Iglesia. El Instituto Cristífero si no anuncia y muestra a Jesús a sus miembros, pierde su razón de ser. Este está aprobado para que sus miembros vayan encontrándose con Jesús real, ya en esta vida. Toda la biblia, su lectura orante, tiene razón de ser porque nos acerca a la persona de Jesús, creer en su persona. Hay que trabajar fe a Jesús y fe en Jesús.

Se es cristiano para encontrarse más y más con Jesús; nos consagramos para una mayor relación de tú a tú con Jesús. De lo contrario estamos equivocados; podemos ser una persona muy religiosa, ¿pero nos encontramos con Jesús?

Martes 24-09-2019   

Textos bíblicos para leer orando: Judit 15, 8-10;16, 13-14 / Lc 1, 46-55 / Juan 19, 25-27

Qué oportuna es para ustedes que están haciendo este encuentro en el Instituto Cristífero, como futuras consagradas; qué oportuna es esta festividad de María bajo la advocación de Ntra. Sra. de la Merced. Porque ustedes están llamadas a ser testimonio del Amor del Padre Dios a la manera de María de la Visitación; están llamadas a dejarse encender con el fuego intenso del amor de Dios, que Jesús vino a encender en esta tierra.

Qué dichosas se deben sentir, y todos nosotros, llamados a consagrarnos al Señor según la vocación propia. Dichoso es el cristiano que por el bautismo ha comenzado ya una vida humana consagrada a Dios. En su infinito amor Dios llama a unos y otros a esa santidad a la cual todos estamos llamados desde el bautismo.

Ustedes están en esta preferencia de Dios, porque al consagrarse van a tener mayores facilidades para transitar el camino hacia la eternidad feliz. No es una carga, es una ayuda, una gracia especial para lograr la santidad. Por eso que no se inquieten por ser santas; hagan lo que hizo María, a quien Dios miró, la prefirió, y ella se dejó transformar por Dios en Madre de Dios.

Ustedes están llamadas a dejarse santificar por Dios. El camino bautismal cobra una preferencia en este camino, cobra muchas gracias de fuerza de lo Alto, de ánimo, de alegría, de posibilidades de entrega. De esta manera van a hacer maravillas a los ojos de Dios. Haciendo la voluntad de Dios van a ser mujeres triunfadoras. Déjense moldear, cincelar por el divino artesano, Jesús.

Están llamadas a reconocer en Jesús su divino artesano. No vivan intranquilas, vivan entregadas a Jesús. Y saben si se van entregando a Jesús, viviendo las Constituciones y el Directorio, porque han sido llamadas a consagrarse a Dios por Jesús en el Espíritu Santo, en el marco del Instituto Cristífero.

Las Constituciones y el Directorio están aprobados por un camino de santidad recomendado por la Iglesia en la aprobación en forma oficial. De esta manera viven seguras, porque este camino no es de los fundadores, de los formadores; todos somos medios. Les recomiendo leer todos los días un número de las Constituciones y el Directorio. La Virgen las acompaña; déjense llevar por el Espíritu de Amor. Este es el destino que se les ofrece, y todo lo que se les pide son medios, como golpes de cincel de Jesús que las va transformando en santas mujeres de Dios.

Lunes 23-09-2019   

Textos bíblicos para leer orando: Esdras 1,1-6 / Sal 125,1-2ab.2cd-3.4-5.6 / Lucas 8,16-18

Cada eucaristía es una novedad; no es una novedad y termina por aburrir, si se la toma como ceremonia simplemente. Pero a través de la ceremonia, siempre en una novedad porque es un encuentro personal con Jesús muerto y resucitado.

El evangelio de hoy nos presenta una comparación, un signo de lo que somos nosotros. Preocupado Jesús por mandato de su Padre, que nos enseñara a vivir la vida humana, para qué existimos, ya en esta vida estamos llamados a ser luz, a iluminar nuestras propias vidas para no vivir a oscuras, sin sentido, vivir por vivir, y para con los demás.

Miércoles 11-09-2019   

Textos bíblicos para leer orando: Colosenses 3,1-11 / Sal 144,2-3.10-11.12-13ab / Lucas 6,20-26

Qué bueno que es el Señor Dios, y con todos, y lo aclara la carta a los Hebreos: Dios es tan bueno que nos corrige. Es un consejo, una bienaventuranza el corregir a los demás, a quien está equivocado, no para caer sobre él. Los padres de familia dejan hacer a sus hijos, entonces cuántos caen en el error, en el camino de la muerte por no cuidar suficientemente a sus hijos; caen hasta en la droga, y la droga mata.

Las palabras de Jesús son una advertencia para la sociedad actual. Por ciertas ideologías, entre ellas la Nueva Era que busca sentirse bien, estar bien, entonces los que pueden pasan la vida casi de vacaciones. Ese no es el plan de Dios sobre nosotros. No estamos hechos para el placer, para acumular dinero ni para dominar al otro. El plan de Dios es el polo opuesto a la mentalidad general.

Como advierte el Papa Francisco tenemos que ir contracorriente. En la cultura de hoy se tiene el placer como lema. P. Claudel tiene una frase: la juventud no está hecha para el placer sino para el heroísmo. No se debe vivir del gusto sino de la realidad.

Quien quiera ser cristiano tiene que tener en cuenta tres palabras para lo cual estamos hechos a imagen y semejanza de Dios: amar, servir y glorificar a Dios. La gloria de Dios no es un canto, una expresión, sino que la gloria de Dios la buscamos cuando buscamos el bien del prójimo.

Martes 10-09-2019   

Textos bíblicos para leer orando: Colosenses 2, 6-15 / Salmo 144, 1-2. 8-9.10-11 / Lucas 6, 12-19

Esta escena que nos presenta el evangelio, Jesús en oración toda la noche, es una escena paradigmática, no solamente para los Monjes/as contemplativos o consagrados en general, sino para todo aquel o aquella que quiera encarar la vida con la mentalidad de Jesucristo, no solamente con su pensamiento.

Jesús era hombre de verdad sin dejar de ser Dios de verdad, y necesitaba adquirir mentalidad de Dios. Esa humanidad tenía que estar impregnada por el Espíritu de Dios. Jesús no tenía pose, para dar ejemplo, sino que lo hacía para ser hombre de Dios. Jesús buscaba impregnarse en el Espíritu de su Padre Dios.

Dije que era paradigmática esta escena; cuántas veces tenemos que optar por algo, y en la medida de la importancia de la opción, será la medida que nos requiera oración para no obrar por temperamento, por inclinación natural, por motivos naturales, sino animados por el Espíritu.

La vida cristiana la concibo como un tiempo histórico de ir impregnándose del Espíritu para desterrar el mal espíritu que incide en nuestras acciones. Tenemos que estar atentos, siempre vigilantes. San Pablo exhorta en Romanos 12, 1-4 a las comunidades a que ofrezcan sus vidas en culto agradable a Dios para saber discernir lo bueno, lo mejor, lo que es proyecto de Dios. Si a Jesús le costaba horas la oración, cómo no nos va a costar a nosotros. El tiempo que debemos dedicar a la oración es todo aquel que nos dejen otras obligaciones.

Ningún cristiano, menos un consagrado, puede vivir sin un plan de vida para dejar establecido cuánto tiempo debemos dar a la oración para impregnarnos del Espíritu, y así encarar la vida con la mentalidad, el pensamiento de Jesús.

Domingo 08-09-2019   

Textos bíblicos para leer orando: Sabiduría 9,13-18 / Sal 89 / Filemón 9b-10.12-17 / Lucas 14,25-33

Todo el evangelio de Jesús, toda su existencia, es como una antinomia viviente. Aparentemente es una contradicción, pero es el misterio de nuestra relación con el Absoluto que es Dios. Esa relación absoluta se hace por medio de Jesús.

Coincide en el nacimiento de María su Madre. Sin el sí de ella no hubiéramos existido hoy como hijos suyos, y hermanos de Jesús. Es el domingo de la centralidad y fontalidad de la vida cristiana, vida de salvados, vida feliz y gozosa. Dios es nuestro refugio, nuestro auxilio, nuestra ayuda.

La carta a los Hebreos destaca que Jesús es centro y fuente de la vida; sin él nada, con él todo lo que nos hace feliz y realizados.

Jesús señala cuál es el camino del triunfo de la vida. Hoy es modelo de todos los seres humanos porque hizo la voluntad de Dios hasta la muerte y muerte en cruz. Es el misterio del camino del triunfo, camino de tomar la cruz de cada día, y no solamente nuestra cruz, sino ser cireneos de todos los crucificados en esta historia, siendo cireneos de crucificados por el hambre, la falta de ropa, de casa digna, la cruz de la enfermedad sin asistencia, de los drogadictos, falta de educación. No podemos pensar en nuestro triunfo si no pensamos con realismo actuando.

Hoy diríamos que es el día de la pastoral social, de los enfermos, de los desposeídos, día de la pobreza evangélica. Es la cruz que nos va señalando página tras página el evangelio de Jesús. Nos tenemos que comprometer también a la lectura orante del evangelio para asemejarnos a quien hoy es triunfante porque asumió la cruz hasta la muerte.

Sábado 07-09-2019   

Textos bíblicos para leer orando: Colosenses 1,21-23 / Sal 53,3-4.6.8 / Lucas 6,1-5

¿Somos religiosos de la ley, del cumplimiento, o del Dios viviente? ¿Cómo buscamos su gloria?, ¿la buscamos con la palabra, el canto, los rezos, o buscando el bien del ser humano?; ¿quedamos satisfechos por actos religiosos sin preocuparnos de lo que está pasando a millones de personas?

En el evangelio de hoy una vez más Jesús muestra que a Dios se va a través de los que nos rodean, a través de los que sabemos necesitados. Lo sagrado para Dios, su gloria, está en el servicio a los demás.

Jesús expresa que es el Señor del sábado; el sábado es para el hombre. Toda ley que no sirve al hombre, es una ley que no se debe cumplir. Leyes que buscan el bien del país con daño, deterioro así sea de un solo hombre, son leyes injustas.

Los bienes materiales están para el servicio del hombre. Esto en la práctica no se tiene en cuenta; el hambre que está sufriendo la Argentina, clama al cielo. Y Dios no puede aceptar sacrificios, ofrendas, aun la misma eucaristía, si los que participan de ella no se preocupan por aprender y enseñar que la ley está hecha para el hombre y no el hombre para la ley.  

En el centro de todas las economías del mundo está el hombre. Y esta doctrina está explicitada como eco del evangelio, en la Doctrina Social de la Iglesia, que es parte integrante de la fe cristiana.

Jueves 05-09-2019   

Textos bíblicos para leer orando: Colosenses 1,9-14 / Salmo 97,2-3ab.3cd-4.5-6 / Lucas 5,1-11

Los evangelios no han sido escritos como una historia con la metodología actual; han sido escritos para dar un mensaje. Ciertos detalles ni se mencionan, pero Jesús y los apóstoles eran hombres normales. En esta escena Jesús se dio cuenta que no habían pescado nada, y ese hecho era un problema grave, ya que vivían de la pesca. Jesús está atento para saber qué les estaba pasando a quienes lo rodeaban.

Esta es una de las primeras actitudes que tenemos que tener en cuenta nosotros que nos decimos seguidores de Jesús y queremos imitarlo. Tenemos que imitarlo en su atención a su Padre Dios, pero igualmente atención a los que nos rodean.

En todo lo que hagamos hacerlo en nombre de Jesús, en forma explícita, y desde lo hondo de nuestra opción. Las opciones de nuestra vida tienen que estar animadas por Jesús, por el Espíritu Santo. Así nuestra vida será extraordinariamente fecunda.

No pidamos hacer maravillas espectaculares para que nos aplaudan, nos aclamen, sino lo que se llama en teología espiritual, la purificación de intención. Obrar como terminan cada una de las oraciones de la liturgia “por Jesucristo nuestro Señor”. No entrar en la rutina, hacerlo con fe en Jesús, con confianza y atención. Y el amén que digamos también como un acto de fe en Jesús.

Miércoles 04-09-2019  

Textos bíblicos para leer orando: Colosenses 1,1-8 / Salmo 51,10.11 / Lucas 4, 38-44

Titularía este fragmento del evangelio como las relaciones humanas de Jesús. En qué ocupaba el tiempo; podemos decir en orar, trabajar, servir y descansar. No vivía sin ton ni son. Hay mucha gente que vive a lo que venga, a lo que se le antoje, a lo que le guste. Por eso se pierde el tiempo, en lugar de ocupar el tiempo.

Jesús mismo dijo “mi Padre y yo siempre estamos trabajando”; porque en su vida de Nazaret, trabajaba con san José para ganarse el pan; trabajó duro, enfrentó la vida. Pero tenía su privacidad y era Dios y el prójimo que lo necesitaba, y su merecido descanso sin dejarse acaparar por los demás.

¿Cómo nos relacionamos hoy con Jesús? A partir de esta pregunta relacionarnos con todos los demás. No vivir exteriorizados viviendo de lo que viene de afuera, porque si no nuestra preocupación será prender la radio, la televisión.

Quien quiera ser cristiano verdadero tenemos que pensar en Jesús con amor, y así estamos en intima comunión con él. El pronunciar su Nombre, y ocupar el tiempo transformándolo en oración. A veces decimos que no tenemos tiempo para orar, pero siempre puede y debe haber oración reloj.

Organicemos nuestra vida pero con una jerarquía de valores, y respetemos los horarios. Como con el plan de vida que tienen los miembros el Instituto, que pueden sentirse dichosas porque es el modo de ocupar el tiempo según el plan de Dios.

Lunes 03-09-2019

Textos bíblicos para leer orando: 1 Tesalonicenses 5,1-6.9-11 / Salmo 26,1.4.13-14 / Lucas 4,31-37

 A las lecturas de hoy si las releemos con atención, nos alientan a vivir aun en las perores condiciones que estemos pasando. Y como síntesis recomiendo releer orando el salmo 26.

Jesús ayer, hoy y siempre es el mismo; no pasa desinteresado. Es el Hombre-Dios que nos acompaña, y su misma presencia ya es esperanza de que lo malo con él, lo podemos combatir, con esperanza cierta que Dios está con nosotros.

En un mundo que desconoce a Dios porque ha puesto su fuerza, su poder en la técnica creyéndose poderoso y que puede dominar todo mal, que hasta sueña desde la ciencia que va a llegar a vencer todas las enfermedades, se ha llegado a un atrevimiento de afirmar que Dios no existe, que ha muerto.

Los que tenemos fe, ese don y luz que nos viene de lo Alto, estamos llamados a ser testigos de que Dios existe, y con él nos movemos, estamos y somos. Y alentarnos entre nosotros a gozar de su presencia ya, aunque no en plenitud.

En la medida que vivimos en su presencia, aceptándolo en nuestra vida, vivimos en la alegría del encuentro eterno, en la alegría de la esperanza. La esperanza es una actitud para encarar con valor, ánimo y confianza esta vida.

Estamos llamados a dar testimonio de vivir con Dios, en Dios y para Dios para siempre, que a nivel fe lo vivimos en la inhabitación de la Trinidad; Dios ha hecho morada en nuestra persona.

Domingo 01-09-2019

Textos bíblicos para leer orando: Eclesiástico 3,17-18.20.28-29 / Salmo 67,4-5ac.6-7ab.10-11 / Hebreos 12,18-19.22-24ª / Lucas 14,1.7-14

Con frecuencia los pasajes evangélicos que leemos, suenan raro, extraños a la generalidad del pensamiento de la sociedad, como el que nos toca hoy, y cuya síntesis es: el que se eleva será humillado, el que se humilla será elevado.

Hoy Jesús se nos presenta como el de corazón manso y humilde. La Santísima Virgen cuando hizo su presentación cantando el Magníficat dijo: el Señor ha mirado la humillación de su sierva. La humildad ¿se trabaja en las comunidades cristianas, en las familias cristianas? No se conoce bien lo que es la humildad; muchas veces por expresiones, he notado que cuando se dice “tenés que ser humilde”, es achicarse, no hablar, no hacer nada. Y esa no es la humildad. La humildad es reconocer qué tenemos que no lo hayamos recibido. El humilde reconoce los talentos que tiene, pero no se engríe. La Virgen muy humilde, pero dijo “el Todopoderoso miró la humillación de su esclava, hizo por mí grandes cosas”.

La humildad tiene otra cara también: la magnanimidad, el estar abiertos a hacer el proyecto de Dios que siempre es grande; no creer que podemos hacer todo por nuestras fuerzas. Esta es la actitud del dictador, del dominador.

Jesús fue manso y humilde de corazón, pero realizó la obra más grande que puede un hombre realizar: la salvación de la humanidad. El camino de lo grande es el camino del reconocimiento de la debilidad propia, y que se tiene el poder de Dios para realizar grandes cosas.

Los cristianos sabemos que podemos hacer maravillas porque creyendo en Jesucristo, Jesús nos infunde su Espíritu, que viene en ayuda de nuestra debilidad. La humildad es no pretender la ostentación; no es pretender ser el primero dejando atrás a los demás. La humildad es reconocer que abriéndonos al poder de Dios, somos capaces de hacer el mayor servicio a los demás

Sábado 31-08-2019

Textos bíblicos para leer orando: 1 Tesalonicenses 4,9-11 / Salmo 97,1.7-8.9 / Mateo 25,14-30

Recomiendo a quienes leen las pinceladas bíblicas o algún otro comentario, leer el texto si no lo han escuchado antes.

Esta parábola que hemos escuchado llamada parábola de los talentos, la síntesis se podría decir que es esta: Dios no tiene en cuenta tanto lo que se hace, sino cómo se hace. Una vez escuché que Dios no tiene en cuenta tanto los sustantivos, como los adverbios en nuestro actuar.

La definición que se dio de Jesús fue: pasó haciendo el bien. Y hoy si me preguntan quién es un santo/a, es la persona –varón, mujer- que pasa sus días haciendo el bien a los demás, por amor a Dios y amor al prójimo. por eso que un barrendero está llamado a ser santo, como está llamado a ser santo un presidente de un país, como lo está un abogado, un médico, o alguien que no tiene trabajo y pasa el día pidiendo limosna. Todo está en cómo se encara la tarea que se tiene que hacer, sin haraganerías, animados por el Espíritu Santo. El que santifica es Dios por Jesús en el Espíritu Santo.

En la parábola Jesús exige rendición no solamente al que le dio cinco talentos, dos talentos, sino también al que le dio un talento; este pasó la vida ocioso.

Entonces, no es difícil llegar a la santidad cristiana; sí es una tarea, y es difícil como es difícil la vida humana. El santo no es precisamente el que reza; hay que orar, pero no basta orar. El santo es el que pasa la vida que le toca vivir, por amor a Dios y a los que lo rodean, haciendo el mayor bien a su alrededor; el santo es el bueno. Y esto es posible las 24 hs. del día, dejándose llevar por el Espíritu Santo, pronunciando el nombre de Jesús con fe.

Pidamos fe para encarar y vivir la vida diaria de fe en fe, con los ojos fijos en Jesús.  

Viernes 30-08-2019

Textos bíblicos para leer orando: 2 Cor 10, 17—11, 2 / Salmo 148, 1-2. 11-14 / Mt 13, 44-46

Celebramos la festividad de santa Rosa de Lima, hoy exaltada como triunfadora, patrona y modelo en América Latina. Modelo de mujer. Creo que la mayoría de los cristianos, aun de las mujeres cristianas, no han caído en la cuenta que Dios prefiere a la mujer. Viendo el catálogo de santos y santas, son más mujeres que varones. Esa preferencia es notable en la misma revelación. ¿Quiénes fueron las primeras personas que anunciaron a Jesús resucitado?, las mujeres, y de modo particular una despreciada en la sociedad de su tiempo, María Magdalena. Dios no margina a nadie, pero de todos los discípulos de la primera hora, Juan el evangelista fue el preferido de Jesús, y nadie se molestó por ello.

Hoy pensando en santa Rosa triunfadora, dejó todo por el Reino de los cielos, y fue una de las pioneras de mujer consagrada totalmente a Dios, a vivir el Reino de los cielos como el tesoro por excelencia, quedándose en su familia, viviendo en una choza en el patio de su casa. Hoy desde la choza exaltada al escenario del mundo, y modelo de mujer Latinoamericana.

La mujer de hoy no tiene que descuidar su protagonismo, y no debe estar ausente en encuentros, en conflictos, en los asuntos sociales. Hay una corriente que quiere ese protagonismo, pero está dominado en cierta manera por el espíritu malo, porque se hacen encuentros que terminan en grandes desencuentros.

Hay una convocatoria a un encuentro nacional de mujeres en octubre. Querría llegar a todas las mujeres cristianas argentinas y decirles si han pensado que deben estar presente para poner la palabra de la verdad en el amor, sin entrar en violencia, sino exponer la verdad en forma fraterna.

Dios quiere el protagonismo de la mujer en el mundo de hoy, y santa Rosa, no solamente es modelo, sino que también las va a acompañar juntamente con María, la Madre de Jesús, mujer por excelencia triunfadora, y que a su vez es patrona desde las apariciones de Guadalupe, de Latinoamérica.

Jueves 29-08-2019

Textos bíblicos para leer orando: Jeremías 1,17-19 / Sal 70,1-2.3-4a.5-6ab.15ab.17 / Marcos 6,17-29

No queda para tiempos extraordinarios el testimonio de san Juan Bautista de dar la vida por anunciar la verdad, por no dar gusto, porque a Herodes por una parte le gustaba escucharlo, pero no le gustaba lo que anunciaba, la verdad que le hacía conocer Juan el Bautista.

Escuchando el evangelio me ha asaltado nuevamente una gran preocupación para el mundo de los medios de hoy y que se va extendiendo. Qué peligroso que es el criterio “me gusta” o “no me gusta”. En la vida, sobre todo si se quiere ser discípulo de Jesús, el criterio no es el gusto, en cristiano es la verdad, la justicia, el amor.

Esto puede acontecer de mil modos y maneras en el hoy de nuestra historia. A veces tenemos que tomar sencillamente actitudes hasta heroicas; un desprendimiento de algo que no está de acuerdo a lo que haría Jesús en nuestro lugar. Para el cristiano-cristiano, discípulo de Jesús, el mejor criterio es el de si agradamos o no, si nos aceptan o no, sino que es la verdad, la justicia, la actitud de amor.

Una mujer cristiana con la opción de ser discípula de Jesús, llego un momento que por su situación económica tuvo que optar, o despedir a la persona que la ayudaba, o desprenderse de la mascota. Se desprendió de la mascota porque se hizo esta pregunta: ¿qué haría Jesús en mi lugar?

El testimonio de Juan, su martirio, y la debilidad de Herodes que prefirió a los demás y decapitar a su amigo, es todo un testimonio para quienes queremos ser discípulos de Jesús en lo cotidiano de nuestra vida; obrar por agradar a Dios, y sabemos que lo estamos haciendo, si lo hacemos como lo haría Jesús, con sus actitudes, criterios.

Seguir a Jesús no consiste meramente en ir a misa, hasta comulgar, pero luego vivir con otros criterios. Esto es la mundanización de la vida cristiana. Volvamos al discipulado de Jesús, y la Iglesia se renovará de verdad.

Miércoles 28-08-2019

Textos bíblicos para leer orando: 1 Tesalonicenses 2,9-13 / Salmo 138,7-8.9-10.11-12ab / Mateo 23,27-32

Llama poderosamente la atención la insistencia de Jesús, con una u otra expresión, la insistencia en llamar la atención –hoy diríamos a los cristianos- a los judíos y dirigentes, de no ser hipócritas. Insistencia en la coherencia que hay que tener instante a instante en la vida; coherencia con lo que se practica.

Aun la palabra practicantes en lugar de participantes; practicantes de la misa en lugar de participantes de la misa, de su contenido. Quedarse solo con el hecho de la práctica, del hecho de comulgar sin estar atentos a qu